Como adquirir un libro

1Regístrese o create una cuenta.
2Realiza el pedido.
3Confirma el pago y listo

Si tu tienes problemas, contáctenos mediante el email info@rcagrupoeditor.es. ¡Gracias!

Horario Atención

Lunes - Jueves 9:00 - 14:00
Lunes - Jueves 16:00 - 19:00
Viernes - 9:00 - 14:00
Sábado y domingo cerrados

Crear una cuenta

*

*

*

*

*

*

Acepto las políticas de privacidad y condiciones de uso.

¿Olvidó su contraseña?

*

Descargue el catálogo editorial

MOVILIZACIÓN DEL PACIENTE CON MOVILIDAD REDUCIDA

ISBN
978-84-1301-368-8
Nº de páginas
104
Dimensiones
17 x 24 cm
A color
Rústica
 12,00 €

Reseña de la obra

Castilla y León, Asturias, Galicia, País Vasco, Aragón y Cantabria son las comunidades autónomas más envejecidas con proporciones de personas mayores que superan el 20%. Canarias, Murcia y Baleares son las comunidades con proporciones más bajas, por debajo del 16%. Cataluña, Andalucía, y Madrid son las comunidades con más población de edad, y superan el millón de mayores cada una, proporción que se traduce en un gran volumen de pacientes que requieren ser atendidos en los centros sanitarios presentando limitaciones de la movilidad asociados a este envejecimiento. El personal de salud está directamente implicado en el movimiento y traslado de estos pacientes con movilidad reducida. La eficiencia en el desempeño tendrá consecuencias directas en el bienestar y salud, tanto del paciente como del propio trabajador siendo así mismo los encargados de dar las pautas adecuadas en materia de movilización y transferencia al personal auxiliar y celador siguiendo las indicaciones médicas. Para situar, mover o trasladar adecuadamente, no sólo bastan una serie de cualidades físicas y buena voluntad, sino que es necesario realizar estas técnicas siguiendo unas pautas y criterios establecidos, que permitirán evitar riesgos y favorecer la comodidad de las dos partes, paciente y profesional. Cuando un paciente permanece encamado durante un largo periodo de tiempo puede disminuir su tono muscular, aparecer contracturas, atrofia muscular, rigideces y por tanto disminuir su movilidad lo que limitará la calidad de vida, condicionará el estado de salud y hará perder la independencia del individuo. El personal de salud debe conocer la importancia de utilizar la movilización o inmovilización del paciente para su recuperación y prevenir la aparición de nuevas lesiones así como para realizar su labor asistencial de manera adecuada y minimizar el riesgo de lesiones como consecuencia de su trabajo.

Autora

Patricia Méndez Pérez
Patricia Méndez Pérez. Diplomada en Fisioterapia por la Universidad de Oviedo. Máster en Osteopatía por la Universidad de Alcalá de Henares de Madrid. Actualmente ejerce como Fisioterapeuta en el Área I del SESPA. Hospital Carmen y Severo Ochoa de Cangas de Narcea (Asturias).

No hay noticias sobre este título.

Subir